Con las nuevas adjudicaciones en pozos marinos y terrestres, sumadas a las del año pasado, se pinta un nuevo mapa petrolero nacional en el cual las empresas privadas son protagonistas; incluso PEMEX, que les disputa a los particulares, quiere resurgir.

JULIO FENTANES
Ciudad de México; MX

Cuando menos dos decenas de grandes empresas ya están apuntadas para arrancar la Segunda Ronda de licitaciones con el primer paquete de 15 contratos de producción compartida en aguas someras del Golfo de México.

La Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) espera una inversión total de 11 mil 250 millones de dólares en esta licitación, 750 millones de dólares por área contractual, y se pondrá a disposición de las empresas un recurso de mil 585 millones de barriles de petróleo crudo equivalente, que es 2.7% de este tipo de recursos a nivel nacional.

Las áreas a licitar tienen en conjunto 8 mil 900 kilómetros cuadrados frente a Veracruz, Tabasco y Campeche. Los contratos tendrán una duración de entre 30 y 40 años, con un periodo inicial de seis años para la exploración de las áreas.

Juan Carlos Zepeda, presidente de la Comisión Nacional de Hidrocarburos, adelanta que habrá tres licitaciones en la Ronda Dos.

“Entramos a la Ronda Dos y las cosas se están viendo bien. En esta primera licitación, 2.1 aguas someras en el límite de lo profundo, tenemos 21 empresas registradas y siguen apuntándose más. Otra vez regresan los grandes, las empresas europeas. Esta información es pública en el portal donde administramos las subastas”, dijo a Radio Fórmula.

PEMEX REGRESA POR MÁS

Aunque la reserva de las nombres de las empresas interesadas se ha mantenido, ya trasciende que los grandes corporativos como BP, Statoil, Chevron o Shell están interesados, además de la propia PEMEX, que volverá a licitar como una compañía más interesada.

También se han registrado para preclasificar Citla Enegy, Conoco Phillips, Dea Deutsche Erdogel, ENI, Hunt Overseas, Noble Energy, Ophir, Premier Oil y Sierra Oil and Gas.

El requisito indispensable es tener un capital contable de mínimo 5 mil  millones de dólares.

Las convocatorias para las dos licitaciones en orden respectivo se presentaron por parte de  la Secretaría de Energía (SENER), en julio y agosto del año pasado respectivamente.

El calendario del proceso de licitación señala que la primera etapa de la Ronda 2 debe terminar el próximo 24 de marzo y la segunda el 7 de abril inmediato, mientras que el 14 de julio habrá ganadores en la segunda licitación, a la que empataron los tiempos de la tercera por ser similares.

Tanto en la segunda como en la tercera licitación se trata de campos terrestres, por lo que el interés de las compañías irá muy de la mano en estos dos concursos, la misma razón por la que se empató la licitación.

Los contratos previstos en ambas licitaciones son 27 en total, de los cuales la primera licitación es para 15 en aguas someras y la segunda un nuevo bloque de 12 campos terrestres.

Las inversiones que se pueden esperar si todos los contratos fueran adjudicados son 16 mil 250 millones de dólares.

BAJAN COSTOS DE PRODUCCIÓN

 Con la baja universal que tuvo el barril de crudo también bajaron los costos de producción el año pasado hasta en un 28 por ciento, una de las razones por las que las últimas licitaciones de la CNH tuvieron éxito y lograron rebasar sus propias expectativas de inversionistas interesados.

Si el precio baja, el interés de inversión también baja, lo cual provoca que haya mayor oferta, y por ende que la maquinaria y equipo que se utiliza no se rente y su costo se desplome.

De acuerdo con los especialistas hay una relación íntima entre el precio del crudo, las inversiones y la demanda de maquinaria, porque todos quieren perforar y los equipos especializados escasean.

Cuando no hay perforaciones nuevas, la maquinaria queda ociosa y su costo baja.

 CAEN RESERVAS EN 2015

 Las reservas de petróleo y gas, de las que depende el futuro de los hidrocarburos del país, descendieron 30.1 por ciento en 2015, en comparación con 2014, de acuerdo con el pleno de la Comisión Nacional de Hidrocarburos.

 El monto total de reservas probadas (1P), probables (2P) y posibles (3P) fue de 26.1 mil millones de barriles de petróleo crudo equivalente, que consolidan las de gas y las de crudo.

La explicación tiene que ver con que del año 2000 al 2016 se tiene preliminarmente un promedio de 53 pozos perforados por año; en el 2004 es cuando más pozos se perforaron: 104.

Pero desde 2011 inició la caída en perforación; en 2014 y 2015 fue mayor, al grado que se  perforaron sólo 22 y 24 pozos respectivamente.

ENCUENTRA ASF IRREGULARIDADES EN RONDA 1

De acuerdo con la Auditoría Superior de la Federación en su reporte de la cuenta pública de 2015, hubo anomalías en los procesos de las primeras tres licitaciones que la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) llevó a cabo en la Ronda 1, precisamente en ese año.

Una de las principales irregularidades es que dos compañías concursantes tuvieron al mismo despacho de abogados, lo que pudo haber sido motivo para que compartieran información, una práctica que la propia CNH prohibió para transparentar la licitación y que todos los participantes llegaran en igualdad de condiciones.

Para Zepeda Molina, sin embargo, no hubo ninguna irregularidad atribuida a su convocatoria ni a las reglas de la Cofece, porque fueron las propias empresas privadas las que contrataron los servicios del despacho especialista.

Otras irregularidades según la ASF es que se pasó por alto un punto que exigía experiencia de cinco años a trabajadores de las compañías que licitaban, además de que en otro caso no comprobaban fehacientemente capacidad financiera necesaria para invertir en hidrocarburos.

El presidente de la Comisión Nacional de Hidrocarburos dijo que explicarían con detalle a la ASF los puntos, porque se trataba de interpretaciones diferentes al espíritu de la convocatoria.

Hasta el momento y al menos públicamente ningún participante se ha quejado de que hayan existido anomalías o favoritismos determinantes para inclinar la balanza hacia una empresa específica.

Zepeda Molina también se ha jactado desde el primer día de que la forma en que se efectúan las licitaciones es transparente y la que ofrece mayor certidumbre, equidad y apertura a los participantes en el mundo.