Nobilis-Maximino

 

Por falta de postores el proyecto en aguas ultra profundas del Golfo de México, Nobilis-Maximino fue cancelado; requería de inversiones de cuando menos USD 10,000 millones y la empresa que se asocie con la petrolera estatal mexicana tenía que trabajar por unos seis años antes de producir los primeros barriles.

 

Por Julio Fentanes
Ciudad de México; MX

 

El bloque Nobilis-Maximino está ubicado en aguas ultraprofundas del Cinturón Plegado Perdido, en el norte del Golfo de México, en tirantes de agua con distancia entre el lecho marino y la superficie de un poco más de tres mil metros de profundidad.

 

Este proyecto se encuentra a unos 40 kilómetros al campo Trión también del Cinturón Plegado Perdido, y ofrece más de 500 millones de barriles, reservas por arriba de las que se tienen en el campo adyacente que sin embargo, si encontró socio.

 

La Comisión Nacional de Hidrocarburo (CNH), responsable de todas las licitaciones petroleras, canceló la licitación por falta de concursantes. El ganador habría sido dado a conocer el último día de enero.

 

Sin embargo, en noviembre pasado, Antonio Escalera, director de Operación de Petróleos Mexicanos, dijo en una entrevista en Radiofórmula, que hasta ese momento había alrededor de 7 empresas interesadas que ya habían accedió al cuarto de datos pero no estaban inscritas. Luego de la cancelación antes de que concluyera 2017 tampoco se dijo que ocurrió con esas empresas que se habrían interesado preliminarmente, PEMEX sólo justificó que habían invertido en sitios como Brasil.

 

El carrier de entrada a la licitación se tasó en 815 millones de dólares, un precio superior al de Trión y la empresa privada ganadora tendría mayoría en las acciones al quedarse con el 60 por ciento de las acciones.

 

“Esta reserva que ya está certificada por el orden de 500 millones de barriles los recursos que ya descubrimos, que son contingentes y la prosperidad de esta estructura que nosotros llamamos Chanchiquin.

 

“También hemos descubierto otros recursos, por el orden de 150 millones, además, es un recurso de un tamaño importante, más de 300 millones de barriles”, dijo a Radiofórmula el funcionario petrolero unas semanas antes de que se supiera que a ninguna compañía le había interesado invertir.

 

Mercado especulativo

 

Oficialmente la CNH informó que al cierre del plazo el 5 de diciembre pasado, ninguna compañía entregó documento de precalificación, por lo que al no existir interesados ni solicitud para estar en la licitación, se tomó la determinación de cancelarlo.

 

“El comité licitatorio no recibió ni registró solicitud alguna por parte de los interesados”, dijo el coordinador del Comité que organizaba el proceso, Martín Alvarez Magaña, titular de la Unidad Jurídica de la CNH en el marco de la 65 Sesión Extraordinaria de esta Comisión.

 

Para hacerlo más atractivo, PEMEX había reducido su participación en el proyecto a 40 por ciento, desde el 49 que tenía originalmente, con la aprobación de la misma CNH.

 

En Trión la proporción fue a la inversa, PEMEX se quedó con 60 por ciento y su socio con el 40.

 

La empresa productiva del estado se asoció en Trión a unos 40 kilómetros de Nobilis, a finales del 2016, con el gigante

australiano BHP Billiton con una inversión por 11 mil millones de dólares.

 

En El Economista, el analista de Pulso Energético, experto en temas petroleros, Pablo Zárate, consideró que bajo las actuales condiciones del mercado, con una competencia muy agresiva de Estados Unidos y Brasil por captar dinero, así como por el ritmo de inversión de la industria, Nobilis-Maximino no resultó atractivo, aún contando ya con reservas que se podrían explotar en los siguientes 10 años.

 

Sin embargo, el analista consideró que lo que puede ser un aparente fracaso para PEMEX, es una nueva oportunidad para recalibrar este sistema y ver los resultados en las próxima década.

 

Llegarán mejores tiempos

 

Un día después de que la CNH canceló la licitación, PEMEX informó que evaluará el momento más oportuno para continuar buscando un socio para el proyecto Nobilis-Maximino.

 

“Debido a que no existen actualmente las condiciones adecuadas para asegurar una amplia participación en el proceso de licitación del farmout de aguas profundas Nobilis-Maximino, Petróleos Mexicanos evaluará un momento más oportuno para continuar con este proceso y continuará realizando acciones para reducir el riesgo del proyecto”, precisó en un comunicado de Prensa.

 

PEMEX acepta que dada la expectativa predominante de precios de crudo a mediano y largo plazo de entre 50 y 65 dólares por barril, las empresas petroleras internacionales están siendo muy cautelosas antes de comprometerse en proyectos complejos, que requieren grandes inversiones y donde los retornos de la inversión son a largo plazo, como el caso de Nobilis.

 

Petróleos Mexicanos justifica también que varias de las empresas que entraron al cuarto de datos pero desistieron de concursar, habían hecho compromisos de inversión en Brasil semanas antes.

 

El comunicado de la petrolera mexicana establece que continuará impulsando su estrategia de asociación en diversos campos que presentan menores dificultades técnicas y menores riesgos, como lo establece su Plan de Negocios. En este sentido, agrega, la empresa inició la gestión para la migración con socio de diversas asignaciones de exploración y extracción aglutinadas en siete clusters o farmouts en la porción terrestre de las cuencas del sureste.