Por Jesús Bravo

El jefe del programa de armas nucleares de Irán, el doctor Mohsen Fakhrizadeh, profesor de física y agente de la Guardia revolucionaria iraní, fue asesinado, en un atentado que incluyó al menos una explosión y tiroteos cerca de Teherán.

Fakhrizadeh dirigió el programa “Amad” (Esperanza) de Irán, el cual Israel y Occidente rechazaron al considerar que era un plan para la construcción de un arma nuclear. Sin embargo, Teherán ha sostenido durante mucho tiempo que su programa nuclear es pacífico.

“Esta tarde, varios terroristas armados atacaron al jefe de la Organización de Investigación de Innovación del Ministerio de Defensa, durante el enfrentamiento entre sus guardias y los terroristas, el señor Mohsen Fakhrizadeh resultó gravemente herido y fue hospitalizado”, dijo el servicio de prensa iraní. El comunicado agrega que “desafortunadamente, los esfuerzos de los médicos no tuvieron éxito, y hace unos minutos murió como un mártir”.

El ministro de Asuntos Exteriores de la República Islámica de Irán, Mohamad Yavad Zarif, tuiteó “Hoy terroristas asesinaron a un eminente científico iraní. Esta cobardía —con unas indicaciones serias de rol de Israel— muestra un belicismo desesperado de los autores” del crimen.

Israel se negó a hacer comentarios sobre la muerte Fakhrizadeh, sin embargo desde hace tiempo se sospecha que el país hebreo ha ordenado una serie de asesinatos selectivos de científicos nucleares iraníes.