Por Jesús Bravo

En la apertura de la cumbre virtual del clima, para conmemorar el quinto aniversario del Acuerdo de París, el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, pidió a los gobiernos que declaren un estado de emergencia climática en sus países.

Para Guterres, los actuales compromisos están lejos de ser suficientes para limitar el aumento de la temperatura media del planeta a un máximo de 1,5ºC. “Es necesario reducir las emisiones mundiales un 45% de aquí a 2030”, advirtió. A pesar de la grave recesión provocada por el COVID-19, el director de la ONU ha recordado que los países deben esforzarse y cumplir con sus objetivos de recortar las emisiones de gases de efecto invernadero. A su vez, alertó que “si no cambiamos de rumbo, nos podríamos dirigir hacia un aumento catastrófico de la temperatura [media] de más de 3 ºC este siglo”.

Cinco años después de la Cumbre de París, la temperatura media mundial es 1,2ºC superior a los niveles preindustriales y hay un 20% de probabilidades de que llegue al umbral de 1,5ºC en 2024, según la Organización Meteorológica Mundial (OMM). Según el consenso entre los científicos, un aumento de la temperatura más allá de 2 ºC provocará cambios irreversibles en la faz de la Tierra.

Cabe destacar que en la actualidad, se registran afectaciones en los ecosistemas del planeta, y en octubre, nuestro planeta soportó temperaturas que colocan al 2020 como el segundo año más cálido desde 1880, solo detrás de 2016.