Por Jesús Bravo

Mike Ryan el director de Emergencias Sanitarias de la Organización Mundial de la Salud (OMS), aseguró que en diversos países del mundo el primer semestre del próximo año podría haber cifras elevadas de contagios y decesos aún con la implementación de la vacuna, siguiendo la tendencia de crecimiento en infectados estas últimas semanas en países como Estados Unidos, donde ya se comenzaron a suministrar las primeras vacunas.

En rueda de prensa el doctor de origen irlandés comentó “la vacuna es motivo de esperanza y debemos celebrarla, pero los próximos tres o seis meses van a ser duros, en ellos los países que tienen una intensa transmisión del virus van a ver que ésta se intensifica”, de igual forma comentó “aquellos países que han tenido la pandemia bajo control podrían sufrir para mantenerse así”, dejando claro que ningún gobierno puede bajar la guardia ya que un descuido podría someter a una contingencia sanitaria devastadora a cualquier nación.

El director de emergencias sanitarias por parte de la OMS recalcó que muchos países como Brasil nunca salieron de la primera oleada con “cierto control” y deberán estar preparados para una segunda oleada aún más severa de contagios, donde se tendrán que poner en práctica todas las estrategias de prevención planteadas con la finalidad de lograr un control de la pandemia.

El Dr. Mike Ryan ha estado al frente de la gestión de los riesgos agudos para la salud mundial durante casi 25 años. Fue Subdirector General para Preparación y Respuesta ante Emergencias en el Programa de Emergencias Sanitarias de la OMS de 2017 a 2019, además fue Asesor Principal sobre Erradicación de la Poliomielitis de la Iniciativa de Erradicación Mundial de la Poliomielitis de 2013 a 2017.