Por Jesús Bravo

El presidente Andrés Manuel López Obrador dio a conocer que firmará el convenio de operación del Tren Maya, en Tulum, Quintana Roo, en el cual se garantizará que dicha obra no pueda ser privatizada.” Primero es cómo cuidamos que esta obra siga siendo del pueblo de México, pública, de la nación, y luego, cómo va a funcionar, quién la va a manejar, quién la va a operar, cómo lograr que sea autosuficiente, que tenga ingresos propios para que se mantenga durante años, décadas hacia delante”, indicó.

El titular del ejecutivo aseguró que la construcción de infraestructura en este momento significa empleos, mejores condiciones de vida y de trabajo. Una vez terminado el Tren Maya ayudará a las personas a transportarse, moverá mercancía de manera eficiente y económica, y principalmente fomentará el turismo en toda la región.

Por otra parte, el director del Fondo Nacional de Fomento al Turismo, Rogelio Jiménez Pons, destacó el apoyo de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en las licitaciones, que además de garantizar transparencia y combate a la corrupción, ha logrado un ahorro total de cuatro mil 49 millones que representan un 44.3 por ciento del precio estimado total para los primeros cinco tramos.

Cabe destacar, que el mandatario ha reiterado en varias ocasiones que los proyectos estratégicos aplicados actualmente por su gobierno en el sureste de México son parte de un acto de justicia, un impulso para nivelar el rezago de desarrollo económico e infraestructura en esa zona del país.