Por Jesús Bravo

La Secretaría de Marina (Semar) ha informado que de acuerdo a la Estrategia del Gobierno de México para la contención del fenómeno atípico del sargazo, se prevé que arribe a costas mexicanas una menor cantidad de la mencionada macroalga que es arrastrada por las corrientes oceánicas procedente del mar Atlántico a las costas caribeñas, situación que afecta la biodiversidad de la zona, así como al sector turístico principalmente en la Riviera Maya.

La prospección realizada por la Semar fue con base en información y datos de instituciones norteamericanas, en el estudio consideraron diferentes variables tanto oceanográficas como la densidad algal en el Océano Atlántico, corrientes oceanográficas superficiales, así como variables meteorológicas como el viento superficial, la onda larga saliente, ciclones tropicales y el fenómeno denominado del Niño-Oscilación del Sur, todas estas variables fueron recopiladas en una matriz donde se consideraron desde al año 2005 al 2020.

Tomando como referencia el amplio estudio realizado, se estableció que la cantidad de dicha alga que se esperaría para el primer trimestre depende en gran medida de la existencia observada en el Atlántico Central Occidental y Caribe Oriental en diciembre pasado, y dado que no hubo presencia significativa de sargazo no se esperaría nada diferente durante estos tres meses próximos. De igual forma, considerando que para la primera mitad del año continuarán condiciones frías debido al fenómeno de La Niña y para el resto del año condiciones neutrales, ello propiciará una disminución en la intensidad de los vientos alisios y por tanto limitará la presencia de sargazo en las costas del caribe mexicano.

Como resumen general se espera que la presencia de sargazo para el presente año sea dentro de un rango de medias a bajas cantidades, a pesar de que se ha continuado viendo en algunas playas la presencia de dicha alga, pero no en cantidades alarmantes.