Inicio Infraestructura Mantienen desarrollo de infraestructura en Puebla

Mantienen desarrollo de infraestructura en Puebla

625
0
Compartir

Aproximadamente 217 millones serán invertidos por el Gobierno del estado de Puebla para la modernización del bulevar Forjadores, que conecta a los municipios de Cuautlancingo y San Pedro Cholula con Puebla capital.

Puebla, Pue.; MX
POR GABRIEL CHÁVEZ

Se trata de una obra que inició en los primeros días de la nueva administración que encabeza Antonio Gali Fayad, cuya importancia radica en el tránsito diario promedio anual (TDPA) que presenta y que es de 50 mil 811 vehículos.

De acuerdo con las estimaciones oficiales, la población beneficiada ronda los 192 mil 589 habitantes.

El bulevar tiene como punto de partida la calle 12 Oriente y finaliza en la Diagonal Ferrocarril en San Pedro Cholula, un trazo de 4.6 kilómetros lineales, el cual será habilitado con tres carriles asfaltados por sentido, ciclovía en los carriles externos, mobiliario urbano, alumbrado peatonal y arquitectura de paisaje.

Es una obra de licitación pública estatal, con un monto contratado de 212 millones 566 mil pesos de recursos 100 por ciento de origen estatal.

Serán intervenidos más de 120 mil metros cuadrados de pavimento para mejorar la movilidad en esta zona, además de elevar la calidad de vida de los vecinos.

La obra es una de las prioridades del gobierno, que tendrá una duración de 20 meses, de los cuales lleva dos.

TRANSICIÓN DE OBRA PÚBLICA

En el municipio de San Pedro Cholula, el Gobierno del estado también lleva a cabo la obra de conservación de la carretera Cholula-Paso de Cortés, en el tramo Cholula-Xalitzintla, que tiene una longitud de 23.7 kilómetros; una obra con un monto contratado de 12.3 millones de pesos.

Con el anuncio de recortes presupuestales para este año y para evitar correcciones a la Ley de Egresos y políticas públicas con el arranque del actual gobierno, que inició el 1 de febrero, los equipos de transición de Moreno Valle y Gali Fayad trabajaron de la mano para incorporar en el presupuesto de 2017 asignaciones de recursos orientadas al cumplimiento del Plan Estatal de Desarrollo 2017-2018.

Todo lo anterior se dio en medio de la aplicación de las nuevas disposiciones en materia de sobrecostos que permite la Ley de Obra Pública y que ascienden al 25 por ciento del monto total de la obra, y con un escenario complejo de recortes al gasto corriente.

De modo que el reto que plantea el escenario es la optimización de los recursos y su aplicación en obras prioritarias y de alto impacto.

En la Ley de Egresos 2017 se definieron como prioritarios los proyectos de infraestructura de comunicaciones y servicios urbanos, debido a que se encuentran ligados a la modernización de la entidad, así como a la reducción de las brechas de desigualdad.

INFRAESTRUCTURA MUNICIPAL

A diferencia de la administración morenovallista, que concentró las acciones en la zona metropolitana, a partir de este año el gasto se inclinó a la inversión para acrecentar la infraestructura en los municipios.

De modo que para impulsar el desarrollo equitativo en las siete regiones del estado en los 20 meses que durará la administración estatal se llevarán a cabo obras y acciones como la modernización del camino Carrizal Nuevo-Pantepec-Tejería-Ceiba Chica-La Cañada de Colotla, en la Sierra Norte.

En la región Nororiental se comprometió la construcción del libramiento Arco Sur en el municipio de Teziutlán; también se anunció la rehabilitación de la carretera interserrana.

En el municipio de Ciudad Serdán se rehabilitará la carretera Alta Luz-El Encino en Chichiquila, en tanto que en la región Angelópolis se comprometió la construcción del distribuidor “La Libertad” en San Martín Texmelucan con el municipio de Puebla.

En la región de Atlixco se reconstruirá la carretera Izúcar de Matamoros-Chiautla; en la Mixteca se reconstruirá la carretera la Colorada-Acatlán, en tanto que en la Sierra Negra se rehabilitará la Azumbilla-Tlacotepec.

En la capital del estado se iniciarán los trabajos del  corredor troncal 3 de la Red Urbana de Transporte Articulado, que irá del bulevar Valsequillo al bulevar 5 de Mayo y del bulevar Norte a la CAPU.

Otro de los proyectos anunciados con especial interés por el gobernador fue la construcción del parque del cerro de Amalucan, que inició como presidente municipal de Puebla y que pretende convertir en uno de los pulmones de la capital del estado.

Otra de las obras de infraestructura anunciadas para la ciudad de Puebla es el mejoramiento de la imagen urbana de la avenida Juárez, así como la construcción de ramblas en el paseo Bravo.

EXPERIENCIA Y CONOCIMIENTO EN OBRA PÚBLICA

La experiencia de Gali en materia del desarrollo de infraestructura se ha fortalecido con su paso por la Secretaría del ramo durante el gobierno de Rafael Moreno Valle y, después, como presidente municipal de Puebla.

De modo que conoce de manera focalizada las necesidades del estado y los lugares donde se deben aplicar las mayores inversiones para que el costo beneficio sea mayor y se genere desarrollo en las regiones.

En su momento, el presidente en Puebla de la Cámara Nacional de Empresas de Consultoría (CNEC), Felipe de Jesús García Mancinas, comentó a un medio de difusión nacional que si bien se habían anunciado medidas de austeridad para paliar el ajuste presupuestal en el Gobierno del estado y en  localidades donde hay mayor población en otras no se advierte que se hayan tomado previsiones, de modo que a mediados de año podrían tener contratiempos.

“Los gobiernos deben mantener su ritmo de obra pública, ya que es una de las demandas ciudadanas; sin embargo, tampoco pueden pensar en llevar a cabo algunas obras mediante los esquemas Asociación Público-Privada y Proyectos de Prestación de Servicios, debido a que sólo aplica en aquéllas de gran envergadura y que estén justificadas”, dijo el especialista.

Agregó que economizar el gasto público en materia de infraestructura no implica que se busque un costo menor, ya que podría traer problemas secundarios o poca durabilidad, lo cual obligaría a reinvertir en el mediano plazo.

Desde el inicio de la actual administración el mandatario estatal instruyó medidas de austeridad en gastos operativos —viáticos, gasolinas y otros servicios personales— para permitir que la mayor cantidad de recursos se aplique a las obras prioritarias para el desarrollo de las regiones.