La firma tapatía de logística GOING ya concretó cinco puentes aéreos que permitirán a exportadores mexicanos incursionar e incrementar sus productos, principalmente de la agroindustria.

 

Guadalajara, Jal.; MX
POR RAÚL CURIEL

 

La terminal de carga del aeropuerto internacional de Guadalajara Miguel Hidalgo está reportando el arribo de más rutas de logística provenientes de Asia, Medio Oriente y de Norteamérica. La razón: una estrategia de mayor conectividad para diversificar mercados.

En los últimos siete años la firma de logística GOING (Global Operation International Group), que encabeza Mario Torres Verdín, le apostó a traer más aviones de nueva generación y de mayor capacidad, y lo logró. La clave del éxito son los puentes aéreos que ha establecido para incrementar frecuencias y mejorar tiempos de entrega.

Esto por supuesto requiere de un compromiso de inversiones que despierte el interés de los mercados y al mismo tiempo mantener un crecimiento de dobles dígitos que justifique las proyecciones de crecimiento y participación de mercado. Por eso son ya más de cinco años de diversificar mercados que se atienden desde Guadalajara.

Las huestes de Torres Verdín trabajaron en diversificar y abrir rutas más directas para tener un balance más efectivo de la carga, disminuyendo y mejorando simultáneamente los tiempos de tránsito en la terminal tapatía.

De esta manera se estimularon las economías de escala en algunos productos que permitieron captar la atención de líneas de carga de mayor capacidad y crecer las frecuencias y rutas.

De hecho el aeropuerto de carga de Guadalajara ha crecido en el segmento de perecederos. Antes la industria electrónica representaba el 90% del total de la carga; ahora es el 50% tanto de importación como de exportación; el segmento automotriz ahora representa entre el 15 y el 29%; los productos perecederos, el 15.03% del total de las operaciones de carga. Eso permitió a GOING romper la barrera de las 100 mil toneladas. Esto lo coloca en las ligas mayores, pues son considerados la décima mayor terminal de Latinoamérica.

El objetivo es posicionar a la terminal de carga de Guadalajara y al mismo tiempo poner a México en la palestra de la conectividad a nivel mundial, y para ello se tenía que captar distintas rutas y lí”tica Civil, se obtuvo la Quinta Libertad”ercializarcaracterra ello se ten tiempo poner a Mpues son considerados la 10 mayor teríineas aéreas de carga.

La ruta de los puentes aéreos

Desarrollar un puente aéreo le toma a GOING en promedio dos años, tiempo en el que se establece y analiza las condiciones, características de las rutas y productos que se moverán, así como cuestiones legales y demás implicaciones arancelarias.

Por ejemplo, recientemente se estableció un puente aéreo con la provincia china de Henan, que a través de la Dirección General de Aeronáutica Civil obtuvo “la Quinta Libertad” (el derecho de tomar y el de desembarcar pasajeros, correo y carga con destino o procedente de terceros estados) para poder posicionar este vuelo entre Guadalajara y Henan.

De esta manera surgió el puente aéreo Guadalajara-Chicago-Henan, que permitirá a GOING colocar rutas con mejores tiempos de entrega y una frecuencia más eficiente.

Se acaba de liberar otra quinta libertad para establecer el puente México-Vancouver, Canadá. Ello permitirá realizar tres veces por semana un vuelo 747 8F, es decir, uno de los cargueros más grandes del mundo.

Ahora se sabe que la firma ya hace las gestiones para llevar a cabo el vuelo inaugural de este puente con una robusta línea de carga de la cual pronto darán a conocer el nombre. Por lo pronto este puente aéreo en particular abre más la puerta desde y hacia Canadá, lo cual incrementa la balanza comercial entre ambos países pese a que está pendiente la renegociación del Tratado de Libre Comercio entre México, Estados Unidos y Canadá.

Un tercer puente que está por concretarse es el que comprende Guadalajara-Emiratos Árabes Unidos. Éste permitirá exportar productos como tequila, aguacates y berries a países impensables de llegar como Qatar, Kuwait y Dubái. Para ello se gestiona un acuerdo con terminales de esos países para que establezcan la plataforma logística que conecte a las tres naciones con Guadalajara.

Se han tenido acercamiento con varias líneas aéreas de países de Medio Oriente, a las cuales se les explica que  el 56% de la oferta exportable está en el Occidente-Bajío de México.

Un cuarto puente aéreo por abrir es en el mercado ruso, con la ruta Guadalajara-Moscú. Y es que ante la demanda de más tequila, aguacate y berries, las rutas en las que se abastece con escalas en Europa resultan insuficientes. Por ello se analiza establecer el puente con una aerolínea rusa, y aunque no hay fecha de arranque lo que se sabe es que este año se concretará ese puente.