Excélsior informó que la secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval, llamó a la iniciativa privada a bajar los altos salarios de sus empleados para que se ajusten a los del servicio público; asimismo, al presentar a los senadores su plan de trabajo, dijo que la Secretaría fomentará que los servidores públicos se vuelvan “alertadores” contra la corrupción.

En su primera reunión con las comisiones de Gobernación y de Anticorrupción del Senado, señaló que “la nueva ética pública” del Estado mexicano debe marcar “criterios básicos de la justicia social” en los ingresos y honorarios, y no “el mercado”.

Eréndira Sandoval señaló que la Función Pública va a “ciudadanizar” su operación para vigilar prácticas “corruptas irregulares” y “democratizar sus tecnologías” para ponerlas al alcance de los ciudadanos para prevenir y combatir a la corrupción.

También garantizó que la política del Servicio Profesional de Carrera cambiará, premiando el mérito, la honestidad, el trabajo en beneficio de la sociedad sin “volver a discriminar ni por género, ni edad, universidad de origen, ideología ni filiación política en la a administración pública federal”.