La farmacéutica AstraZeneca informó que comenzarán ensayos clínicos probando la combinación de su vacuna con las desarrolladas por otros laboratorios, la Sputnik V de origen ruso es la primera en la lista, estas pruebas se realizarán con la finalidad de aumentar la eficacia del medicamento y lograr el objetivo de manera conjunta, los ensayos comenzarán en un par de semanas para valorar los resultados de este trabajo conjunto.

El anuncio de la empresa británica se puede observar como un voto de confianza al medicamento ruso por parte de una institución de occidente, por lo cual Kirill Dmitriev, jefe del fondo soberano de Rusia RDIF, la institución que financia la investigación de la vacuna, comentó: “Esto demuestra la fuerza de la tecnología de la Sputnik V y nuestra voluntad y deseo de asociarnos con otras vacunas para luchar juntos contra el COVID”.

Rusia muestra cooperación y quiere producir la vacuna conjunta en casa de mostrar eficacia en el combate del virus SARS-COV-2, la colaboración entre una de las farmacéuticas más grandes del mundo y el Instituto Gamaleya de Rusia que tiene respaldo del Estado demuestra la urgencia y presión que viven los instituciones para alcanzar el objetivo de crear la vacuna definitiva lo antes posible, esperando que las condiciones no empeoren y el mundo regrese a un confinamiento total, situación que complicaría aún más la economía internacional.

Por Jesús Bravo